4.0

eeg cap

La industria del futuro que viene del pasado, recuerdo que en el año 96, hace ya 20 años cuando trabajaba como director técnico de Industrias Anayak, hoy Correa-Anayak, desarrollamos una maquina para un cliente holandés que mecanizaba las bases de las máquinas de impresión en 3D mediante la tecnología de esterolitografia para una empresa alemana, nos pidió monitorizar toda la máquina desde su casa e incluso poder gobernar los ejes a distancia. Tuvimos que colocar infinidad de sensores, cámaras de video y una línea de teléfono dedicada para poder realizar el seguimiento de todos los parámetros de la máquina, del almacén de herramientas y también del sistema de alimentación de piezas.

 

Hoy 20 años después le han puesto un nuevo nombre 4.0, y bombo y platillo y lo han convertido en una estrategia país, pero ¿qué hay realmente detrás del cuatro, el punto y el cero?

 

Básicamente tres cosas: sensorización, comunicación y tratamiento de datos. El cambio respecto a hace 20 años esta el el coste de los sensores, que se ha reducido, en el incremento de la capacidad de transmisión de datos, y en la mejora de los algoritmos de tratamiento de esos datos para convertirlos en información relevante que permita una adecuada toma de decisiones.

 

Y todo esto ¿para qué?, el objetivo es incrementar la producción, lo que se consigue con una producción desatendida con un sistema de alarmas que permite que el sistema pueda tomar algunas decisiones o informar de su estado a otras máquinas o personas para la adecuada gestión de las incidencias que se puedan dar en el proceso. Como derivada debería suponer una reducción de los costes y un incremento de la competitividad tanto por lo tiempos de respuesta como por el coste.

 

Y ¿qué sucede con las personas y con sus empleos si tenemos una producción desatendida?, ¿cuál es el trabajo del futuro?, incierto, por lo menos para aquellos perfiles profesionales que tradicionalmente han trabajado en puestos de trabajo para los cuales se formaban en los distintos ciclos de formación profesional, y esperanzador para los matemáticos ingenieros e informáticos capaces de diseñar sistemas y de programar algoritmos complejos, es decir empleos altamenete cualificados y no al alcance de todos.

 

Y ¿cuál es el resultado final?, la fabricación del futuro implica menos empleos, según un informe de la OCDE, la implantación masiva del 4.0 supondrá la destrucción en Europa de más de 5 millones de empleos en los próximos 10 años, se incrementará la productividad en un 20%, y en consecuencia los beneficios empresariales o quizás también la reducción de los costes de los productos finales.

 

Ahora el reto es ver que tipo de empleo se va a generar en el futuro, ¿cuál va a ser el futuro del trabajo? Quizás acabemos sensorizarnos nosotros mismos para gobernar la producción directamente con nuestra señales cerebrales.

, ,

About Carlos Fernández Isoird

https://www.linkedin.com/pub/carlos-fernandez-isoird/16/870/b87

View all posts by Carlos Fernández Isoird

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

No comments yet.

Leave a Reply