Desaguadero

7 noviembre, 2012

Innovación Territorial

Desaguadero es una población fronteriza entre las republicas de Bolivia y Perú. Recibe su nombre de precisamente por ser el lugar por donde desagua el lago Titi-Kaka. Llegar hasta allí supone una autentica aventura ya que no es un lugar precisamente turístico, la población dividida en dos países por el río que surge del lago esta unida por un puente que hace de paso fronterizo.

En el camino pude observar diversos procesos innovadores como por ejemplo la forma de superar los puestos de vigilancia militares y los controles de documentación e inspección de los vehículos, era tan simple como preguntar: ¿qué se deja?, y tan difícil como saber cómo hacerlo para que el militar responda: “dos cincuenta“.

Un poco antes vimos cómo un grupo de Indios Aimaras descargaban gasolina del depósito, un camión detenido en el arcén, llenaban garrafas de 5 litros que posteriormente llevaban en una carretilla y transportaban a través del control con total impunidad. En el control estaba detenido otro camión al que los propios militares le estaban quitando la gasolina, y llenando unos bidones, además de haber derramado gran cantidad de litros a la campa.

El riesgo de explosión o de accidente era enorme. Más tarde nos enteramos de que la gasolina está mucho más barata en Bolivia que en Perú y que las autoridades limitan el volumen de gasolina que se puede transportar para tratar de evitar así el contrabando, provocando exactamente lo contrario, ya que unos kilómetros más adelante pudimos observar que los indios estaban reponiendo en el camión la gasolina que habían extraído previamente.

Una vez en la frontera el flujo era precisamente el contrario, una flota de triciclos pasaban patatas de Perú a Bolivia y los recargaban en camiones; innovación de producto: carretillos de tres ruedas de los que se puede tirar y también conducir como una bicicleta, Innovación en servicio: transporte de mercancías varias evitando las inspecciones de los militares al ser transportados en pequeños volúmenes, los triciclos circulan de ida y vuelta de forma continua. Creo que pasan la frontera no memos de 100 veces al día.

El comercio en la ciudad de Desaguadero está colmado de pequeños locales abarrotados de alimentos que venden por cajas como en el Makro: galletas, bebidas, …, puestos de jugos de frutas y de comidas en medio de la calle, donde reina un olor infecto a orines y basuras fermentadas, un lugar en el que la innovación surge de la necesidad, donde la imaginación se activa todos los días para poder sobrevivir.

Desaguadero es un lugar por el que muchos de nosotros deberíamos pasar para ser conscientes de cómo la innovación emerge de la necesidad y de cómo se puede crear valor superando los límites impuestos en este caso por las normas.

, , , , ,

About Carlos Fernández Isoird

https://www.linkedin.com/pub/carlos-fernandez-isoird/16/870/b87

View all posts by Carlos Fernández Isoird

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

No comments yet.

Leave a Reply