Héroes, mitología e innovación

30 agosto, 2012

Innovación Social

En la mitología y en las leyendas vascas no se hace referencia a héroes. El héroe no existe en la tradición cultural vasca, en nuestros mitos y leyendas las hazañas son siempre colectivas, la Batalla de Roncesvalles una lucha sin igual, en la que un grupo de aguerridos “vascos” lanzan piedras y palancas y vencen al invasor. En los mitos y las leyendas vascas no hay conquistas, las batallas son siempre defensivas, para proteger la tierra de los invasores. Expulsamos a los árabes con los que convivimos muchos años y nos quedamos en nuestras fronteras naturales, el Ebro, mientras que cántabros y aragoneses, nuestros vecinos se dedicaban a conquistar la península.

La cultura vasca es matriarcal. Mari, la madre tierra es nuestra diosa, es una diosa buena, una diosa de la fecundidad, y en una sociedad matriarcal se defiende lo colectivo, la familia y la casa. Hemos construido nuestra sociedad de forma introspectiva, desarrollando un instinto protector, aislados del resto del mundo. En el País Vasco domina el sentido grupal, somos una sociedad que mira sobre todo hacia dentro, lo que ha permitido que movimientos como el cooperativismo sean posibles. No hemos sido un pueblo conquistador, siempre nos ha bastado con mantener nuestro territorio, siempre hemos mantenido más una lucha de consolidación que de expansión, un claro ejemplo es que hemos sido capaces de preservar nuestro idioma a pesar de los innumerables asedios y pueblos que se han asentado en nuestro País. No hemos sido un pueblo viajero, ni trashumante, hemos vivido siempre aquí en este pequeño espacio, en valles angostos y de difícil acceso, con un clima duro, con pocos recursos naturales, pero a pesar de todo, hemos seguido fieles a nuestro territorio; aun hoy nos cuesta salir de nuestro Durango natal para ir a vivir o a trabajar a 30 km. Es cierto que un vasco fue el primero en dar la vuelta al mundo, pero estoy seguro que Elkano lo consiguió recordando su Getaria natal, y las alubias que su ama preparaba a fuego lento junto a la chimenea. Vamos que lo consiguió por volver a casa.

En la mitología vasca no existen ni Aníbal ni el Cid, ni Roldan, ni Arturo, ni David, ni Viriato, ni Hércules, Ulises, Odín,… Nuestra diosa es Mari, la madre tierra.

Pero la innovación necesita héroes y para ser héroes hay que salir fuera, luchar y arriesgar la vida. Hoy en día si alguien destaca en el País Vasco aún se pide su cabeza, no es colectivo, no es grupal. El matriarcado impone sus criterios, la preservación de la tierra, del caserío; es cierto, sí, ha habido vascos que han viajado por el mundo y se han establecido en otros países pero lo han hecho por necesidad, por no recibir el mayorazgo en el caserío, o no poder entrar en la iglesia, por tener la “desgracia” de ser el tercer hijo,  o como consecuencia de un conflicto bélico como la guerra civil.

Para innovar hay que salir, viajar, aprender, y sobre todo tener un espíritu de conquista, los héroes son necesarios, necesitamos referentes, luchadores, personas capaces de crear cosas nuevas, de asumir riesgos, de exponerse al mundo, a la crítica y sobre todo personas capaces de superar los límites internos, los limites que nuestra cultura impone. Hace un tiempo estuve con un grupo de emprendedores, analizando los modelos de negocio que planteaban. Todos ellos brillantes pero pensados exclusivamente en el auto-empleo, en vender en Bilbao o en San Sebastián, de hecho ninguno se había planteado en salir a vender a Madrid, Barcelona o Paris, (ni si quiera a Pamplona) aunque allí las oportunidades de negocio sean mucho mayores.

Si realmente queremos innovar, hacer de la innovación nuestro arma competitiva para el futuro, debemos empezar por trabajar en un proceso complejo, intenso y complicado, que va a requerir de tiempo, un proceso de co-evolución cultural, en el cual seamos capaces de incorporar nuevos elementos a nuestro paradigma básico, una nueva forma de ver el mundo como un espacio de oportunidad, de tener nuevos criterios para la toma de decisiones, de plantearse los negocios desde el principio con una visión global, abierta al mundo.

Para innovar hay que explorar y conquistar otros territorios, crear nuevos mitos y leyendas que alimenten nuestra cultura con el elixir de la innovación.

 

About Carlos Fernández Isoird

https://www.linkedin.com/pub/carlos-fernandez-isoird/16/870/b87

View all posts by Carlos Fernández Isoird

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

No comments yet.

Leave a Reply