La “política” en la gestión de proyectos

7 enero, 2015

Destacados

Los proyectos importantes / asombrosos, o lo que es lo mismo proyectos que, por definición, cambian las reglas tienen una componente “política” que resulta clave para su éxito. Tendrá que negociar con personas, que por diversos motivos, no quieren que alcance sus objetivos; gente envidiosa, gente que tiene la impresión de que se invaden sus competencias, gente muy interesadas en que las cosas tosigan como están, gente que teme los cambios. Por la tanto necesitará una habilidad de negociación y gestión diferencial para … neutralizar, suavizar y en algunas ocasiones contrarrestar, soslayar o captar a esos obstinados y peligrosos oponentes.

Esta es una disciplina que normalmente no se estudia en los programas de dirección de empresas o de proyectos, y que considero clave para contar con buenos gestores que sean realmente capaces de llevar los proyectos a buen termino.

En este sentido se debe añadir una capitulo a la planificación de los proyectos con el epígrafe “amigos y enemigos”, piense claramente en las personas a las que va a enojar, enfadar o agitar con el proyecto… si todo sale como está planeado (todos los proyectos asombrosos que merecen la pena y tienen éxito alteran las relaciones de poder). Al principio traten de no llamar la atención y no muestre sus bazas demasiado pronto (es decir cuando el proyecto es especialmente frágil). Gane aliados poderosos allí donde su proyecto vaya a traer mayores beneficios. Estudie muy detalladamente quienes son estos aliados potenciales y empiece a atraérselos a su bando rápidamente. Modifique los elementos de su proyecto que puedan hacerlo más atractivo a estos aliados potenciales y poderosos.

Se trata por tanto en gran medida de vestir el proyecto y maquillarlo para que resulte los más atractivo posible para aquellos que deben de ser aliados, para lo que es necesario conocer sus gustos, objetivos y beneficios particulares esperados, …

También de identificar a los posibles enemigos del proyecto y de establecer con ellos acuerdos o / y mecanismos que impidan que puedan matar el proyecto antes de que nazca.

Aunque se crea que ha atado todos las cosas y que las defensas están establecidas en todos los flancos, no se relaje, en cualquier momento, por intereses ocultos, alguien en quien confiaba puede traicionarle y pasarse al bando de los enemigos.

Este apartado de la gestión empresarial y de proyectos, creo que, merece de nuestra atención y en este año que comienza con nuevos proyectos, esperanzas de cambio y de realizar cosas sorprendentes, dedicarle un tiempo a planificarlo y gestionarlo para alcanzar el deseado éxito.

Una vez más es cuestión de “política” y no se debe olvidar que Política = El arte de conseguir que se hagan las cosas.

IMG_0533

, , ,

About Carlos Fernández Isoird

https://www.linkedin.com/pub/carlos-fernandez-isoird/16/870/b87

View all posts by Carlos Fernández Isoird

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

No comments yet.

Leave a Reply